Ahí viene el coco…

“Y después yo gritaba a todo pulmón, ¡mamá!”.

Así eran las noches cuando mis primos me asustaban con el coco, un mítico personaje que casualmente aparece en la infancia de los niños colombianos cuando el hermano mayor o, en su defecto, el primo chistoso quiere matonear al más pequeño de la casa. El coco jala las patas, se lleva a los niños llorones, solo aparece en la oscuridad de la noche y se hereda de generación en generación.

Lo mismo me suele pasar cuando me compro un coco entero y me puedo demorar horas tratando de abrirlo y, al final, se me cae toda el agua al piso. El coco de nuevo vuelve a la cocina y en esta oportunidad, vuelve mandando la parada de la alimentación saludable y, a la vez, como una deliciosa tentación para los golosos.

Esta lujuriosa fruta, que nos lleva al paraíso, cada día se hace desear más. Es una dulce coquetería que sirve como fruta al desayuno, como una refrescante bebida a cualquier hora del día y como base de cualquier salsa que lo lleva a uno al trópico en un solo bocado. El coco hoy se encuentra pelado, picado y hasta deshidratado; en harina o en deliciosos postres, pero ya no hay que ir en chancla al Rodadero a tomarse un coco loco.

El agua de coco es para calmar la sed, como dice la canción; el aceite, para hidratarse la piel, el pelo y hacer delicias en la cocina, como dice mi mamá, quien ahora recomienda el aceite hasta para conciliar el sueño. Pero éstas no son todas las bondades del coco, no podemos desconocer que un buen coco frío con un chorrito de ron le alegra la vida y el corazón a cualquiera. Y si se trata de verle y sacarle todo lo nutritivo, también está de moda entre los “fit”. Resultó ahora que el coco llena, es saludable, hidrata y ayuda a perder peso, ademas de un gran antioxidante.

Siendo así, que vivan las cocadas, el arroz con coco, la cazuela de mariscos con leche de coco, el flan de coco, el pie de coco, los helados de coco y el encocado de camarón. No se dejen asustar por el coco, abrirlo es un desafío pero comérselo es una dicha. Y si tienen alguna duda de las ventajas y maravillas del coco, en la vida diaria de cualquier persona, solo piensen en Coco, la ganadora del Óscar a mejor película animada de este año, donde una tierna y dulce historia de familia lo lleva a uno a lo más profundo de las relaciones humanas y gastronómicas ancestrales.

Por donde se le mire el coco es el ganador este año. Anímense a incluirlo en su comida y no dejen de ver la película.

Hoy quiero recomendarles las tiendas de Café Quindio (@tucafequindio). Diez aclamado para estos maravillosos espacios que fomentan la cultura cafetera muy nuestra, y que resaltan sus mejores cosechas en distintos métodos de preparación (dripper, chemex, prensa francesa, aeropress y siphon). Su pastelería es deliciosa e incluyente (la tarta de banano con chocolate vegana es de delirio). La novedad: los pods de sus cafés orgánicos y Génova, les aseguró que sentirán a Colombia en su boca.

#MadamePapita

@ChefGuty para El Espectador. Marzo 16, 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s